Pedro Jesús López-Toribio, ciclista de la Unión Deportiva Vegetariana.
Vida saludable

Veggierunners: «El objetivo es demostrar que se puede ser deportista y vegano»

Los socios de Unión Deportiva Vegana, o Veggierunners, demuestran cada día que el deporte de alta intensidad y la dieta libre de sufrimiento animal son compatibles

¿Eres vegano o vegetariano y además practicas deportes como el ciclismo, la natación, el running o la escalada? Entonces puede que conozcas a la Unión Deportiva Vegetariana (UDV). VeggieRunners es un club de personas “unidas por el deporte y los animales” que promueve “una filosofía de vida compasiva e igualitaria”. Puede que les hayas visto ataviados con sus camisetas amarillas y verdes en algunas de las pruebas deportivas que se celebran en toda España, o quizá emprendiendo en grupo travesías de montaña.

Una idea que se les fue de las manos

Rubén Miñano es uno de esos socios. “Empezamos con las redes sociales y a hacer camisetas y se nos fue de las manos” explica este corredor que atendía el stand de la UDV en la I Jornada Vegana de Sant Joan que organizó VeganFest Alicante el pasado 18 de agosto.

La Unión Deportiva Vegetariana empezó a gestarse en 2008, aunque se oficializó como club en 2012. Actualmente cuenta con varios centenares de socios y con más de 3.500 participantes en su grupo de Facebook.

Miñano cuenta que los miembros de Veggierunners hacen quedadas periódicamente “para compartir experiencias y demostrar que se puede ser deportista y llevar un estilo de vida vegano o vegetariano”. Estas quedadas suelen coincidir con pruebas deportivas, “y si tenemos la suerte de subir al podio, dicen el nombre del club y eso da visibilidad y transmite el mensaje, que es el objetivo de los Veggierunners” añade el corredor.

Entre sus socios también hay vegetarianos, pero entienden el vaganismo como “la mejor forma de avanzar hacia la abolición total de la explotación animal”, además de asegurar que se trata de una dieta saludable y perfectamente compatible con el deporte de gran intensidad.

¿Te ha gustado el artículo?

¡Cómprate algo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *